No te podemos asegurar que nunca van a robar tu coche, pero sí podemos darte algunos consejos para ponérselo más difícil a los amantes de lo ajeno. ¡Apunta!

1. Busca un buen aparcamiento. 

No importa que suponga andar más o gastar más tiempo, procura aparcar correctamente. Evita los descampados  y sitios solitarios y busca lugares concurridos y con buena iluminación, si es cerca de una cámara de vigilancia mucho mejor.

2. No dejes pistas

Aunque parezca absurdo, limpia la marca que deja la ventosa del GPS o de tu dispositivo móvil en el cristal, así no gritarás a los cuatro vientos que tienes algo de valor en el coche. Por supuesto, nunca dejes NADA a la vista, ni si quiera una simple bufanda.

3. Graba la matrícula en los cristales

Un truco no muy caro (alrededor de 40 euros) es grabar la matrícula de tu vehículo en todos los cristales. Así, los ladrones se verán obligados a cambiarlos también cuando quieran utilizarlo. Ese gasto extra puede hacerles cambiar de opinión cuando estén buscando su nueva captura.

4. En las aglomeraciones, evita el mando a distancia

En sitios muy concurridos (conciertos, estadios, playas, parques de atracciones, aeropuertos, etc.) es mejor que abras y cierres tu vehículo de forma manual. Los ladrones expertos son capaces de interceptar y copiar el código del mando a distancia y abrir después tu coche sin problemas.

5. No dejes el ticket dentro 

Si dejas tu coche en un parking en el que se requiera ticket, llévalo contigo. Tenemos la mala costumbre de dejarlo en el coche para no perderlo, lo que facilitaría la salida de un posible ladrón sin que el personal de seguridad sospechara que ocurre algo extraño.

6. Mejor, en movimiento 

¿Te vas varios días sin tu coche? Déjale las llaves a alguien para que lo cambie de sitio periódicamente. Los ladrones saben perfectamente quién va a tardar más en notar la ausencia y será, por tanto, una presa más segura. Además, lleva contigo los papeles del coche en tu viaje, el daño será mayor si se llevan también tu documentación.

7. Elementos de seguridad antirobo,rueda

Pueden parecerte una pérdida de dinero, pero funcionan. No porque sea imposible llevarse un coche con un antirrobo instalado, sino porque se trata de un elemento disuasorio. Las personas que han elegido la vida fácil son vagas por naturaleza y se decantarán por lo que menos trabajo suponga.

Además de las barras que bloquean el volante (cuanto más visibles mejor) recuerda utilizar también tornillos de seguridad si llevas llantas de aleación.

Así que ya sabes, cuida tu coche de manos ajenas con estos pequeños trucos. Y si quieres que esté en perfectas condiciones, no olvides traérnoslo a Talleres Naranjo te solucionamos cualquier desperfecto mecánico o de chapa y pintura sin problemas.

¡Mucho cuidado y feliz conducción!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuesto sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consulte nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies