Este año la ITV va a sufrir varios cambios, uno de ellos es el control de neumáticos que entro en vigor el 01 de Febrero.

A partir de ahora, estos son todos los partados que se vigilarán, en primer lugar con una inspección visual y de forma detallada si es necesario, para comprobar que los neumáticos cumplen con todas las especificaciones de seguridad homologadas:

 

– Dimensión y características: Se comprobará la homologación que las dimensiones coinciden o son equivalentes a las que corresponden en el vehículo y capacidades de carga.

– Profundidad del neumático. Es uno de los aspectos en los que muchos conductores se descuidan. El truco para saber si tus ruedas están bien es colocar una moneda de euro en en el dibujo. Si no se ve la parte dorada de la misma, el dibujo es lo suficientemente profundo. Si por el contrario queda a la vista podrías tener un resultado no favorable en la ITV.

– Revisión de ejes. Todos deben ser del mismo tipo.

– Posibles deficiencias. Se comprobarán deformaciones, ampollas o alguna rotura en la goma que sea peligrosa.

– Inteferencias con el resto de partes del vehículo. Nada debe interferir en el normal funcionamiento del vehículo. Se llevarán especial cuidado en la existencia de cables sueltos o síntomas de rotura en la carcasa del neumático.

– Funcionamiento de los sistemas del vehículo. Si el coche cuenta con un sistema de autodiagnóstico se comprobará que funciona correctamente midiendo la presión de aire.

– Desgaste irregular. Se revisará la banda de rodadura para comprobar que todo funciona como debería.

– Si el neumático ha sido reesculturado, deberá llevar el símbolo Ω o la palabra ‘Regroovable’.

 

Se establecen tres categorías para que el conductor tome medidas en caso de que se detecten anomalías. Si son desperfectos leves, se deben subsanar en dos meses, pero la ITV no será negativa por los neumáticos y no habrá que pasar otra. Si son graves se inhabilita el vehículo para utilizarlo en la vía pública salvo que sea para llevarlo al taller y volver directamente a pasar una nueva inspección con un plazo de dos meses.

Si el desperfecto es muy grave el coche queda inmovilizado y debe ser trasladado en grúa directo al taller con dos meses de plazo para volver a ser revisado en la ITV.

 

frenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuesto sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consulte nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies