Fue en el año 2012 y con fines publicitarios, pero, gracias a un efecto óptico, el fabricante Mercedes nos enseñó un coche con carrocería invisible.

¿Cómo lo hizo?

No, la carrocería no era trasparente, ya que eso habría permitido ver el interior del vehículo, así como a sus ocupantes. En realidad era una carrocería pensada para camuflarse en el entorno, como si no estuviese allí.

mercedes-invisible-4

Para ello era necesario crear una ilusión óptica: se cubrió el lateral de un automóvil con LEDs en los que se iban proyectando las imágenes de una cámara que enfocaba al otro lado del coche. Así parecía que realmente se podía ver a través del coche. Como si fuese trasparente.

mercedes-invisible-tecnicos

En el caso de Mercedes, este proyecto fue una forma de promocionar algunos modelos que no emitían CO2 y que se presentaban como “invisibles para el medio ambiente”. Pero lo cierto es que la tecnología que convierte un coche en “invisible” ha sido testada también por ejércitos. Y es que podría sería el mayor camuflaje posible, ¿no crees?

mercedes-invisible-3

Por qué no te interesa una carrocería invisible en el día a día

Puede que a más de un automovilista le seduzca la idea de que la carrocería de su coche pase desapercibida, pero no sería una buena idea en absoluto. Precisamente, hay distintos estudios que afirman de hecho que algunos colores de automóvil son más seguros que otros porque se ven más.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuesto sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consulte nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies